Espacio Corporativo: Mejoras concretas, impacto en tu staff.

Compartir en :

Con la finalidad de fomentar la creatividad y colaboración laboral, es posible moldear y mejorar de forma concreta el Espacio Corporativo existente. Nuestro lugar de trabajo tiene una relación fuerte y directa con el sentir y comportamiento a nivel personal. Por lo tanto, si realizamos algunos cambios en el primer factor, el segundo los percibirá.

Para nuestra sorpresa, los cambios simples suelen ser los más efectivos y fáciles de implementar. Si tu espacio de oficinas requiere un boost factible con pocos recursos, te presentamos cinco tácticas de mejora concreta:

1. Planta mejoras aterrizadas a tus recursos actuales.  

Toda «lluvia de ideas» es útil. Sin embargo, antes de comenzarla, plantea con claridad cuáles son los recursos reales e inmediatos con los que cuentas para implementar las mejoras dentro del espacio corporativo. Elimina aquellas opciones que dependan de presupuestos «ideales» o «esperados». Descarta también recursos que dependan por completo de otros departamentos o incluso de que la empresa alcance determinada meta en un futuro. Este filtro inicial,  te evitará dejar el proyecto «en pausa» y en cambio, implementar cambios en corto plazo.

2. Enfócate en pocas (pero básicas) variables de cambio.

En muchas ocasiones, el ambiente laboral dentro de cada oficina puede mejorar con ideas sencillas, por ejemplo, la evaluación de la orientación y distribución de los escritorios o islas de trabajo. Presta total atención para percibir cómo se siente el espacio: ¿Está limpio?, ¿La iluminación y sonido son agradables?, ¿La ventilación es adecuada?. Imagina que eres un anfitrión y cada miembro de tu staff, un invitado. ¿Qué podrías mejorar en el ambiente para que al llegar se sienta mejor?.

Entre las soluciones más prácticas y de baja inversión: La incorporación de flores naturales. Un diseño floral de calidad, aporta color y variedad a un espacio, sin tener que invertir en una re-decoración que consume mayores recursos económicos.  Consulta nuestras opciones de suministro semanal para Espacios Corporativos.

3. Comienza de inmediato con acciones pequeñas y muy concretas.

En tu papel de agente de cambio dentro de la oficina, pregúntate: ¿Qué puedo implementar de forma rápida y sutil?. No se trata de presionar al staff, al contrario. Si la meta es aumentar la colaboración y productividad del equipo, lo mejor es moldear cambios en su comportamiento de forma amigable y gradual.

Pequeños pasos efectivos, serán el preámbulo para mayores cambios en mediano y largo plazo. Nadie mejor que tú conoce la cultura organizacional de la empresa, analiza qué le gustaría a la gente.

4. Define mejoras para tu staff tal como es, no divagues. 

Implementar cambios para lograr mejoras es realmente importante. Sin embargo, recuerda que no todas las ideas son «unitalla». Cada espacio de oficinas cuenta con una imagen corporativa y cultura organizacional definida. Si aún dudas sobre este punto, observa a tu staff cuidadosamente: ¿Qué personas lo integran?,  ¿Cuál es su perfil laboral y educativo?, ¿Qué mejoras podrían hacer más click con ellos en un día de trabajo común?.

5. Adecuaciones concretas y de resultados inmediatos.

En esta última recomendación nos referimos a las adecuaciones pequeñas y enfocadas en satisfacer necesidades muy concretas que generarán mejoras en el ambiente anímico y laboral. Si el staff requiere un pequeño espacio habilitado como cafetería o simplemente un refrigerador para guardar el lunch y eso generará mejor ambiente: ¡Qué esperas!. En otro ejemplo: Revisa el estado del área de sanitarios. ¿Te genera una sensación de limpieza y orden? ¿Tiene privacidad y capacidad suficiente para los usuarios?.

Esperamos que estas recomendaciones te sean útiles. Recuerda que si comienzas con pasos pequeños, podrás notar resultados concretos y en corto plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *