Manolo Blahanik, el zapatero, el Rey.

Compartir en :

En el mundo de los zapatos más bonitos, Manolo Blahnik es el Rey. 

Disfruta en Netflix Manolo, the boy who made shoes for lizards. Te anticipamos un rato agradable conociendo sus inicios, gran sentido del humor y el enorme trabajo artístico detrás de cada par de «Manolos». Boca del Cielo te comparte un sneak peek, que se quedará corto una vez que enciendas la tele.

El comienzo. 

Manolo creció en las Islas Canarias, rodeado de  las plantaciones plataneras de su familia y el contacto con la naturaleza. Literalmente, sus primeros «zapatos» fueron para las lagartijas.  Esta etapa se convirtió en fuente de inspiración para sus colecciones; los colores y texturas en su selección de materiales hacen referencia a ese mundo de fauna y  flores en el que creció.

Amigos. 

Algunos testimonios de personalidades claves en su trayectoria dan testimonio de su trabajo y amistad. Entre ellos: John Galliano, Paloma Picasso, Anna Wintour y Rihanna

Su verdadero legado. 

De Manolo sorprende su humildad.  Su legado para la industria: «Ninguno», sólo vive el presente y no piensa en «herencias». Sin embargo, recuerda que en sus inicios no contaba con ningún mentor exitoso. Había muchos talentos, pero faltaba el balance entre su trabajo artístico y el éxito redituable.  Por lo tanto, la única aportación que sí reconoce es fusionar la pasión por el diseño con el éxito sólido y comercial.

Manolo, the boy who made shoes for lizards la opción para desconectarte un rato del acelere y cansancio del día. Sigue nuestra sección de Noticias y comparte tus comentarios. Boca del Cielo, flores de autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *